El PSOE ha comparecido a las puertas del colegio Maestro Juan Apresa para hacerse eco de las quejas de la comunidad educativa ante el retraso que estaría sufriendo el arreglo de los desperfectos ocasionados por el último temporal del viento, y que en el caso del centro destrozó literalmente dos claraboyas que no han sido repuestas. Del mismo modo, considera que no se puede tardar “veinte días” en eliminar la balsa de agua que sufre el centro “sin que el Ayuntamiento dé una respuesta, aporte un equipo técnico y una solución aunque sea provisional”, explica la concejala Ana Carrera. Asimismo, señala que la falta de claraboyas está provocando incluso que el alumnado pase frío y se tenga que abrigar extraordinariamente. Se remite directamente al alcalde de Arcos, Miguel Rodríguez, para que encuentre una solución, y le afea que el anterior equipo de Gobierno actuaba con diligencia en los problemas de los centros, para lo cual cita las gestiones para el arreglo del muro exterior del colegio Maestro Juan Apresa pero que a día de hoy no se le ha dado una solución. En este sentido, el anterior ejecutivo gestionó la actuación con Diputación pero aún no se ha llevado a cabo, explica. Este asunto será trasladado al Pleno, avanza la concejala. En otro orden, ha vuelto a criticar que Arcos se haya quedado por ahora fuera del reparto de los fondos procedentes del remante presupuestario de Diputación y rechaza a tal efecto la explicación dada por el alcalde sobre que el proyecto local no se ajustaba al criterio del reparto. Carrera asegura no entender que el Ayuntamiento haya “dejado escapar” -dice- la oportunidad de lograr fondos provinciales para sacar adelante proyectos para la ciudad. El secretario General del partido y exalcalde, Isidoro Gambín, apunta a “la ineficacia del equipo de Gobierno”, no sin dejar de criticar un supuesto exceso autopromoción. Sobre las ordenanzas fiscales aprobadas en el Pleno, asegura que el PSOE desmonta los argumentos del ejecutivo. Gambín señala que las bonificaciones a las familias numerosas en el IBI ya existían, aunque ahora se haya cambiado de criterio en base al valor catastral y no como antes por el ingreso familiar. Asimismo, rechaza el nuevo criterio de pago por veladores que establece un pago unificado. Esta medida perjudica, según el PSOE, por ejemplo a los bares del casco antiguo. También rechaza los nuevos criterios para clasificar la categoría de las calles que afectará a recibos, por ejemplo, como el de la basura, explica Gambín. En resumen, cree que el objetivo del equipo de Gobierno con su política tributaria es “recaudar más para hacer más fiestas”.

× Whatsapp