Gran labor la realizada por los cuerpos de seguridad durante la celebración, este pasado sábado, del Belén Viviente de Arcos. Así lo manifestaba el delegado municipal de Seguridad Ciudadana, Oliver Verhoeven.

Según el delegado, la puesta en marcha del Plan Específico de Emergencia compuesto por Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil, Bomberos, dispositivo sanitario de Cruz Roja y trabajadores municipales, hizo posible el buen transcurso del Belén Viviente.

En esta edición, no ha habido incidencias a destacar a pesar del alto volumen de visitantes; además se contó con el dron de la Policía Local que según el jefe del área, Luciano Muñoz, permitió en todo momento ver a vista de pájaro la afluencia de público y controlar el estacionamiento de vehículos. Muñoz también destacaba el buen comportamiento de las personas asistentes al Belén Viviente.

Por último, Paco Hueso, jefe de Protección Civil, resaltaba que el Belén Viviente de este año ha sido uno de los más tranquilos en cuanto a incidencias se refiere, registrándose únicamente un caso de coma etílico y la evacuación de una mujer tras sufrir un ataque de ansiedad. Aquí puedes escuchar la rueda de prensa:

× Whatsapp