El alcalde de Arcos, Miguel Rodríguez,  ha comparecido este miércoles ante los medios de comunicación locales para informar a los vecinos de las consecuencias de la sequía en la localidad. El alcalde ha asegurado que una vez aprobado el cuarto Decreto de Sequía y una vez declarada por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural la situación de excepcional sequía, que ha persistido durante los últimos cinco años en la Cuenca del Guadalete, se han establecido medidas que aseguren el abastecimiento de agua, con una reducción en el consumo de agua urbano e industrial  del 20 por ciento. Una medida que ha de aplicarse de forma inmediata y  sin excepciones.

El primer edil ha informado de que se está trabajando en un bando que regulará el uso del agua en la localidad y con el que, entre otras medidas, se prohibirá el riego y llenado de piscinas con agua potable, el lavado de coches o baldeo de calles. Algo que va a afectar también a algunos servicios públicos. El alcalde hace un llamamiento a un uso responsable uso del agua.

En el siguiente enlace pueden escuchar las declaraciones al completo del alcalde Manuel Rodríguez:

× Whatsapp